PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Próximos partidos.

Quisqueya

19/ENE/2018
7:30 PM

Julián Javier

19/ENE/2018
7:30 PM

Fogaraté

Ejemplo nacionalista

Matías Bosch: Siempre se ha dicho que es mejor predicar con el ejemplo y que las palabras se las lleva el viento. Por eso,...

Otra vez: Sólo aquí…

A la larga lista de cosas que sólo se ven en la República Dominicana (esas que provocan la risa, la curiosidad y el asombro del mundo racional) sume esta:

Este no es más de lo mismo

No lo conozco en la práctica zorruna del engaño. No sé de él nada que muestre flaqueza en su conciencia progresista.

Caricatura de Estado

Diógenes Céspedes: El 99.99 por ciento de los dominicanos se niega a cambiar el Estado clientelista y patrimonialista que padecemos desde 1844 hasta hoy, generador de la corrupción y la impunidad, porque todavía no ha surgido, del restante 0.1 por ciento, el político que convenza a ese 99.99 de que lo que conviene a esta república es la creación de un verdadero Estado nacional burgués y no la caricatura de Estado que nos gastamos, caricatura que sobrevive cada cuatro años gracias a las migajas que el Poder reparte entre ese 99.99 por ciento de todas las clases sociales de nuestro paisaje (con un merengue al fondo).

Gracias a Roberto Cassá

Hurgando, hurgando y hurgando en un enorme aparato burocrático que configura, con sus tres “Poderes” (en realidad uno, desde el terrible dúo Santana-Bobadilla a esta parte,

Vuelta a la isleñidad

A pesar del México de la dulce nostalgia, tequila al canto, salucita de la buena, mil abrazos y seis días de olvido total de las palmeras.

¿Do you speaker spanish?

“Debemos luchar contra la penetración cultural imperialista”. La gran mayoría de los dominicanos no hicimos caso a esa advertencia enarbolada por los jóvenes revolucionarios...

Tacaños Reyes Magos

La primera vez les pedí a los Reyes Magos el traje del Llanero Solitario, pero me trajeron una pelota. La segunda vez pedí una bicicleta, pero me trajeron otra pelota.

2018 promete

En el 2017 se agravaron los males de los dominicanos; vimos cómo jugaban con nuestra inteligencia y nos presentaron un país que solo existía en la publicidad y en el discurso de quienes, a su voluntad, manejan y disfrutan del erario.

¿Democracia?

Poca cordura y menos vergüenza hay en el envilecido sistema político de este país. Entre Einstein y cualquier asno existe menos diferencia que entre política y moral.