Gigantes cortan racha de Leones; las Águilas se imponen a Licey

Leury García intenta llegar a la primera base durante el juego de ayer. Johnny Rotestán

Los Gigantes del Cibao se resisten a quedarse fuera. Con un jonrón de Rob Refsnyder y una salida impecable de Evan MacLane, la tropa nordestana blanqueó 4-0 a los Leones del Escogido en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

En la segunda mitad de este Todos contra Todos aún no hay nada definido. Los Gigantes (3-7) consiguieron su primer triunfo en la ruta luego de perder en cuatro oportunidades y también frenaron la racha positiva de cuatro triunfos de los rojos. A pesar de la victoria, los nordestanos se encuentran en el sótano. Mientras, los Leones (5-5) permanecen en el segundo peldaño de esta semifinal.

El picheo cibaeño predominó en este encuentro en el que el abridor MacLane, quien lanzó cinco entradas y dos tercios sin anotaciones, fue respaldado por el relevo para silenciar los bates rojos.

El ataque de los Gigantes -equipo que ha perdido siete de los 10 partidos de esta semifinal-despertó con 13 imparables, a excepción de un bateador, todos los de la alineación despacharon al menos un imparable durante el juego.

Ante los envíos del abridor debutante Marco Carillo, Refsnyder, en conteo de 1-1, desapareció la bola por el prado izquierdo con un compañero a bordo, en el segundo episodio. El partido se mantuvo sin más anotaciones hasta la octava entrada cuando Reynaldo Rodríguez agregó otra vuelta con un imparable remolcador, que colocó la pizarra 3-0. Hanser Alberto se encargó de impulsar la cuarta carrera en el noveno acto para los Gigantes con un indiscutible que se internó en el bosque izquierdo frente al derecho Juan Sandoval.

El ministro de Defensa, teniente general del Ejército de la República Dominicana, Rubén Darío Paulino Sem, realiza el lanzamiento de la primera bola anoche en Santiago.

Águilas se imponen ante Tigres

En Santiago, con un cuadrangular de Zoilo Almonte y un efectivo picheo, las Águilas Cibaeñas superaron esta madrugada 6-1 a los Tigres del Licey en el estadio Cibao. Como dueños de casa, el conjunto cibaeño con marca de 5-1 es casi perfecto y lo demostró una vez más ante los capitaleños al imponerse con una tórrida ofensiva de 10 imparables liderados por Almonte, quien remolcó tres, y Danny Santana, quien se fue de 4-2.

Un partido, que a pesar de que comenzó con una hora y diecisiete minutos de retraso a causa de la lluvia, contó con una gran asistencia que se deleitó con el encuentro entre estos “grandes rivales” del béisbol invernal dominicano.

Los Tigres llenaron las bases en tres ocasiones y no pudieron fabricar carreras. En total, Licey dejó trece hombres en base.
Las Águilas tomaron control desde el primer inning con un hit dentro del cuadro de Christian Bethancourt.

Los amarillos agregaron otra vuelta más en el cuarto episodio producto de un error del campocorto Erick Aybar.

La única carrera producida por los azules fue en el quinto con un imparable de Jeimer Candelario. En la llamada entrada de la suerte, en el séptimo, la tropa amarilla fabricó un rally de cuatro carreras gracias a un bambinazo de Almonte con dos compañeros a bordo por el bosque central y un doblete remolcador de Juan Carlos Pérez.